Cóatl (Culebra) y Tepetl (Cerro) que significa «En el Cerro de las Culebras»

El 1 de octubre de 1913 se inaugura el monumento al Sagrado Corazón de Jesús en lo alto del Cerro de las Culebras en Coatepec, Ver.
Jesús Bonilla Palmeros
Cronista oficial de la ciudad
La ubicación privilegiada del Cerro de las Culebras en relación con la ciudad de Coatepec, le convierten en el sitio ideal para los días de campo en la cima, sobre todo por la hermosa panorámica que ofrece de la ciudad y otros puntos interesantes de la región. Dichas características debieron de influir para que los coatepecanos decidieran levantar en el año de 1913, un monumento dedicado al Sagrado Corazón de Jesús en la parte más alta del cerro, y desde ese lugar derrame sus bendiciones y protección a los habitantes de la ciudad.
Con base en los datos registrados por el sacerdote Bernardo Villareal, se sabe que la escultura se manufacturó en una marmolería de Barcelona, España, y llegó en ferrocarril el día primero de febrero de 1913, hasta la esquina de la parroquia donde fue recibida con júbilo por los coatepecanos. Posteriormente el día treinta de septiembre fue llevada en procesión hasta la cima del “Cerro de las Culebras”, lugar donde se había construido el monumento desde el cual derramaría sus bendiciones al pueblo de Coatepec, y el día primero de octubre de ese mismo año quedó formalmente inaugurado el monumento, al ser bendecido desde el atrio por el señor obispo don Joaquín Arcadio Pagaza.
Un año y dos meses después, para ser precisos en el mes de noviembre de 1914, el monumento fue sacrílegamente profanado por las huestes carrancistas, al mandar quitar de su pedestal la imagen y colocar la ametralladora, con el fin de enfrentar a los zapatistas apostados en la Escuela Cantonal y el Palacio. De tal forma que al ser profanado el espacio sacralizado, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús fue llevada a la ciudad y depositada en la casa de don Manuel Carmona, lugar donde estuvo por espacio de veinticuatro años, para ser nuevamente llevada en procesión y colocada en la base de dos niveles, el día diecisiete de julio de 1938 (Villareal, 1992: 63 – 73).
Durante veintinueve años se mantuvo la imagen en lo alto del cerro, a la espera de un nuevo edificio desde el cual protegiera a los habitantes de Coatepec, y sería una fuerte tormenta que se abatió sobre la ciudad el domingo ocho de octubre de 1967, la que daría un giro a la vida religiosa de los coatepecanos.
Con base en la versión de varios informantes, quiénes aseguran la caída de dos centellas como a las ocho de la noche, las cuales trastocaron y llenaron de pavor a los habitantes, específicamente por el hecho de haber entrado “bolas de lumbre” en algunas casas, la fundición de un buen número de aparatos eléctricos, y el haberse cortado la energía eléctrica el resto de la noche.
Al día siguiente y medianamente repuestos del espanto ocasionado por la torrencial lluvia, corrió como reguero de pólvora la noticia de que la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, desde el “Cerro de las Culebras”, había protegido a los habitantes de Coatepec. La gente no se hizo esperar y subían en romerías para ver la imagen totalmente quemada y mutilada de los brazos, en una casita de tablas ubicada a un lado del antiguo monumento. Muchas personas comentaban el suceso y lo concebían como un milagro divino, por tanto se decidió bajar la imagen y colocarla a la entrada de la iglesia parroquial, con el fin de recaudar una cantidad suficiente para mandarle a restaurar.
Posteriormente se construyó un nuevo monumento en lo alto del cerro, y colocada la imagen restaurada el día catorce de abril de 1971, desde donde nuevamente Cristo Rey protege a la población de Coatepec. En reciprocidad los habitantes celebran cada tercer domingo de noviembre la festividad de Cristo Rey, quiénes desde la noche anterior realizan una procesión con el arco floral, regalo del pueblo hacia su protector, para levantarlo al frente del monumento y enmarcar la serie de actividades litúrgicas en su honor.

#CERRODELASCULEBRAS #COATEPEC